12 de diciembre de 2007

LA SENSIBILIDAD NUNCA DEJA DE HACER DAÑO


¿Saben?, me dirijo a ustedes, aquellos inconcretos, aquellos que parecen no estar pero existen, aquellos que nunca oyeron, o nunca creyeron fielmente el viaje y el sitio que visitaban

Les contare una historia de a diario de Jon, simplemente, que oigan los que quieran oir como aquella personita que decia "besos para el que los quiera recibir"

¿Estan atentos?, da igual, ni me enterare, no habra rastro, todo se perdera, involucionara, crecera hasta descomponerse en 24 h

Sinceramente, me enrollo, pero he me aqui, que me da igual, como nadie nos oye...


Estaba esta mañana ante la llegada de mi madre colapsado, si, les cuento, ayer fui a recogerla al aeropuerto Pablo Picasso, y mientras esperaba su llegada, conteniendo emociones y tratando de no ser muy borde, me di cuenta de algo, de algo que ya sabia

Desde hace mucho es imposible, e implacable el escapar de ciertas estampas, es ver un viejecillo en busca de orientacion (como fue el caso ayer, al llegar al aeropuerto y encontrarse toda esa voragine moderna) que no puedo mas, y algo me derrumba, la fragilidad se apodera de mi y hago esfuerzos gigantes para no llorar


No me pasa con todos no, solo con determinadas personas que considero, llevan luz, si, y ese señor con pantalones verdes, jersey naranja y debilidad por los aires me causo tal impacto como aquel otro señor, operario de mantenimiento, con bigote, el colapso emocional

No es justificable, es como la intuicion, llega, sabes que ese hombre rellenando su carrito de la compra con determinados productos te hace echarte a llorar sin que se note, bajando tu la mirada y otras cosas y delirios y esperas...

Los ves tan fragiles, tan humanos, ves tan claramente que otro hombre x podria llegar y acuchilarles sin ninguna dificultad y moririan tan rapido, que de la enajenacion mental de la imagen desprendida traumas tu propia mente y te duele mas que si te acuchillaran a ti

Es muy extraño, como siempre, albergar esperanzas sobre el no derrumbe, siempre pasa cuando mas inoportuno es, cuando estas fragil, tocado, sensible, yo que se...


Esta mañana al ver a aquel hombre del carrito en el supermercado, yo llevaba uno, quiza me habria olvidado de la circunstancia, de tal forma que empece a pensar en Luis Berdejo y en en mi faceta de cortometrajista, me senti tan pobre, tan diminuto, pensando en lo bien que se lo pasa este hombre dando cursos o seminarios, haciendo cortos tan buenos como los que hace, pudiendo vivir de su ilusion, que no pude hacer otra cosa que acelerar la marcha de ese carrito como si del ultimo halito se tratara, me cree una especie de ambiente epico oscuro. Como si de desaparecer se tratara

Los elementos, identificables por todos, una ciudad, un hombre desesperanzado y un carrito del que tiene que tirar, me recordaba una vez mas a como pense una escena de mi corto Desplaza dos donde aparecia, de nuevo, ese maldito carrito, convirtiendose asi y revelandoseme, obsesion continua, ...¿quieres representar el abandono y el desapego?, ...carritos, ahi esta la imagen, ni escenas faciles de parejas peleandose, ni un hombre tirado a punto de suicidarse, no, sencillamente carritos y saber que solo arrastras aire
Da mucho miedo, creanme, invisibles y mudos oyentes

Oyes a un vecino cantar gol y a ti te va la vida en comprender los mecanismos por los que te emocionas tan facil y complejamente y otros absorbiendo opio de los rayos catodicos....

Te duele, es rabioso, furioso, contenido, y lo peor es que no explotas, es un sentimiento tan interior que aullas porque te escuchen, dejas de tener frio y comprendes

Ese es el peor momento, cuando dejas la emocion y te conviertes en un exceptico de ti mismo y de todo lo que te rodea


Falso documento, las cosas que haces que no sirven para nada, el no oirse, el ansia, el ¿por que no yo tambien?

Afirmacion e identidad, pospuestos a prestamo de vivencia agria


Me da la sensacion de nunca pagare mi deuda conmigo mismo, es una sensacion como de autocastigo que pienso inmerecido y que sin embargo me embarga y me puede


Tengan cuidado al observar como un solitario, la sensibilidad nunca deja de hacer daño...




Jon Rivero

3 comentarios:

El opositor dijo...

Maravilloso, excelso, bárbaro, genial, fantástico, increíble, excepcional, tremebuendo... plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas.

Este texto me ha calado hondo, posiblemente el que más de todos los que he leído tuyos...

Como ya te dije hace poco, sigue así, man.

Ortega Lasaga (www.lasaga.wordpress.com) dijo...

No tengo se como hablar de tu texto... lo que ponga poco puede aportar...

Por cierto, no se si te conteste a tu respuesta en mi blog, pero me alegro mucho de que te vaya tan bien y como te lo estás montando por allí.

Un saludo campeón

Maika dijo...

Y que nunca falte la sensibilidad, por favor...nos hace sentirnos más vivos, aunque duela.;)
¡¡Besos, guapo!!